Fabricados en EEUU, reconocidos en todo el mundo y líder en diapasones de aluminio desde 1921

Una empresa de 102 años de juventud

Puede sonar un tanto peculiar, pero sabemos que a nuestro fundador, George Fabyan, le encantaría. Como empresario con espíritu de superación en todos los sentidos, nunca dejó de tratar de rebasar de todos los límites durante un extraordinaria e increíblemente exitosa vida. Uno de sus muchos logros fue fundar lo que hoy se considera el primer laboratorio de investigación privado, y, en aquella época, la cámara de pruebas acústicas más avanzada del mundo.

Fabyan, quizás más conocido por su título honorario de Coronel, recibió también el merecido reconocimiento por el extraordinario servicio que prestó a su gobierno y a las fuerzas armadas, además de por ser el primero en utilizar la criptografía moderna. Por esto último recibió la credito de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (ANS). El coronel construyó un imperio financiero incluyendo de Riverbank Laboratories, fundados en 1913. La suya era una pasión de por vida por la acústica, ya desde 1921 Riverbank Laboratories se le conoce por la producción de lo que durante casi un siglo ha sido el estándar de oro de los diapasones de aluminio.

Un compromiso con la calidad y unos niveles de innovación sin igual
Nuestras instalaciones están registradas ante la FDA de EEUU y nuestros diapasones cuentan con certificación de conformidad Europa (CE) con procesos de fabricación que establecen unos niveles de calidad superiores. Principalmente utilizados en la antigüedad por los músicos, los diapasones se emplean actualmente en la medicina tradicional y alternativa para el diagnóstico para tratamientos y terapias. Se utilizan igualmente en contextos académicos y de investigación para experimentos, por las autoridades policiales, para calibrar pistolas de radar, y todavía sigue siendo un instrumento de confianza utilizados por los músicos más exigentes del mundo. Elaboramos productos de la mayor calidad sin compromiso, pues tenemos fe en la visión de nuestro fundador para descubrir nuevas aplicaciones, nuevos beneficios y nuevos mercados.

Somos diferentes para bien y con buenos motivos

Desde 1921, nunca hemos tomado ningún atajo, y seguimos aferrándonos con fuerza a un ideal que une pasado, presente y futuro. Los diapasones de Riverbank están fabricados del mejor aluminio no magnético, de tipo aeroespacial y resistente a la corrosión y al óxido. Nuestros productos han resistido la prueba del tiempo y funcionan a la perfección en todo momento, y, con los cuidados adecuados, conservan su aspecto brillante y limpio tras años de servicio. Nuestro éxito a lo largo de los años, como era de esperar, se ha encontrado con un séquito de ansiosos imitadores por todo el mundo dispuestos a ahorrarse dinero y esfuerzo. Eso es algo que nunca hemos hecho y que nunca haremos, garantizamos nuestros diapasones de por vida ante cualquier defecto de fábrica.

Fabricados para adaptarse a sus necesidades, no a las nuestras
Nuestros diapasones están fabricados con toda precisión para satisfacer sus necesidades, para cualquier frecuencia desde los 30 Hz a los 6000 Hz. Riverbank Laboratories nunca sustituirá sus materiales por otros más baratos o de menor calidad, ni utilizará maquinaria que no sea lo bastante precisa, ni eliminará pruebas de calidad o buscará formas de automatizar sus buenas prácticas de durante tanto tiempo se han utilizado. Nos negamos a tomar atajos y a sacrificar la calidad para ahorrar trabajo y materiales, no es nuestro estilo. Gracias a ello, podemos decir que fabricamos el mejor producto del mundo de su clase.

Seguimos fabricando los diapasones de aluminio como siempre lo hemos hecho, desde que todo empezara en Geneva, Illinois, allá por 1913.

Más de un siglo después, no nos cabe duda de que El coronel estaría satisfecho.